Buscarán pagar terrenos a Ejido Rojo Gómez para evitar desalojo a residentes

- Publicidad -

Tijuana, 27 de julio. – Alrededor de 50 residentes de la colonia La Morita y Terrazas del Valle se reunieron con la gobernadora de Baja California, Marina del Pilar Ávila Olmeda, para buscar un acuerdo y no perder sus predios, mismos que están embargados por el Ejido Rojo Gómez.

Una de las alternativas, explicó la gobernadora, es que el Gobierno de México compre la tierra, “para que le podamos dar a toda esta gente la seguridad y garantía de su patrimonio”.

El próximo 9 de agosto las autoridades estatales se reunirán en Ciudad de México con personal de la Sedatu, para plantear una solución que puede ser la compra de la tierra por alrededor de 400 millones de pesos, o en su caso, una permuta de terrenos federales o estatales al ejido Rojo Gómez, para que así desistan de la demanda hacia los ciudadanos.

En la reunión también participaran los residentes de las colonias.

Los residentes de la colonia La Morita y Terrazas del Valle señalaron que tienen hasta más de 30 años viviendo en sus domicilios, fueron víctimas de fraude pues los terrenos los compraron a la Inmobiliaria Estatal Tijuana-Tecate (INETT), oficina que hoy es el Instituto de Desarrollo Inmobiliario y de la Vivienda (INDIVI).

“Nosotros le compramos al gobierno, quién iba a pensar que serían un fraude del mismo Gobierno, sabemos que no es culpa de este gobierno de Marina del Pilar pero acudimos a ella para que nos apoye para una solución”, señaló Rosa Lilia Jiménez, residente del la zona.

Isaac Molina Guerra, el líder de los afectados por el fraude señaló que solo querían la intervención de la gobernadora para que 13 mil familias no pierdan su vivienda.

- Publicidad -