Iglesia de la Santa Muerte, discriminada y estereotipada de satánica

- Publicidad -

Playas de Rosarito, 9 de junio.- Una pequeña Iglesia Arcangelista de la Santa Muerte ubicada en el bulevar principal de este municipio, se mantiene en la clandestinidad, pues hace 12 años que solicitó una ‘constancia de notorio arraigo’ al gobierno municipal pero se la han negado, señaló el monseñor Lucino García Morales.

“Yo hace muchos años que he querido estar esto cómo la iglesia, como debe ser, en México los trámites son difíciles, de hecho, el templo que está en Los Ángeles ese sí está bien, con todos los permisos, ya está registrado y no hay ningún problema, aquí no se puede”. 

“Fui a la Ciudad de México (a registrar la iglesia), pero me dijeron vas a necesitar tu carta de notorio de arraigo, esa te lo van a entregar en dónde tienes tus ceremonias”.

El monseñor de la Iglesia Arcangelista de la Santa Muerte, Lucino García Morales, indicó que esa constancia le acredita la práctica ininterrumpida de una doctrina o actividades de carácter religioso por un grupo de personas en su iglesia y con ello iniciar su registro Nacional, pues la práctica de esa misma religión la inició en Los Ángeles, California, dónde fundó la religión en el 2006.

Consideró que negarles una constancia es una violación a la libertad de culto, que tienen derecho todos los ciudadanos mexicanos.

“Es una total violación a nuestra libertad de culto, sí vemos los artículos de la constitución que se llevaron a cabo en 1872, sobre el derecho que tenemos a libertad de culto y creer en los que queramos, por ello me he abrazado al artículo 9 de la constitucional de los Estados Unidos Mexicanos. Repito, sé que no me van a decir que no, pero nunca me van a decir que si, nunca me van a entregar la carta de constancia”.

Debido a ello no pueden anunciarse como una iglesia, aseguró que pese a qué hay muchos feligreses, no pueden invitarlos a las misas que se realizan sábados y domingos.

“Hay mucha gente que cree (en la Santa Muerte), muy pocos devotos que vayan a la iglesia, casualmente por eso, por no tener peronismos, yo no puedo anunciar afuera la iglesia de la Santa Muerte (…) como no nos han dado una carta y no tengo permiso, entonces hago las misas a través de Internet y por eso no puedo invitar al pueblo”.

Monseñor Lucino García Morales, señaló que su fe a Dios lo llevó a esta religión y crear el templo en el 2010.

“Cuando yo era joven sentí el llamado de Jesús y yo quería ser sacerdote, estando en el monasterio en ejercicio sacramental, como a los 6 meses, cómo no tuve un padrino y es muy cara la carrera de sacerdocio, me tuve que ir”.

Aseguró que fue llamado por la Santa Muerte a través de sueños, dice que le pidió iniciar una iglesia y un movimiento religioso, pero sus feligreses son discriminados y estereotipados, pues son señalados como delincuentes, sicarios o narcotraficantes, dice que sus fieles solo quieren ser personas de bien.

La señora Karina Rodríguez desde 1984, a los 13 años es devota de la Santa Muerte, señaló qué hay muchos fieles, pero los discriminan cómo satánicos y son estereotipados en el mundo del narcotráfico y de sicarios, sin conocer su religión.

“Hay mucha gente que cree en la santa, pero le da vergüenza decirlo porque la gente dice ‘uy tú crees en la santa muerte eres satánica’, pero no es cierto”.

Aseguró Karina Rodríguez que la Santa Muerte le dio el milagro de la vida de su madre.

“Creo en la Santa Muerte desde los 13 años, pues curó a mi mamá de una enfermedad que ya la estaban desahuciado los doctores, y una muchacha me regaló una estampita de ella y me dijo que le rezara con mucha fe y la iba a salvar, y sí (la salvó), gracias a Dios mi mamá murió a los 85 años».

Su devoción la llevó a tener una tienda de amuletos, veladoras, figuras y aceites de la Santa Muerte.

“Ya subieron las ventas, viene mucho creyente de la Santa, muchos que vienen de Tijuana, que creen en ‘la flaquita’, para comprar su ofrenda”.

Lucino García Morales y sus feligreses solo quieren que se respete su libertad de culto y dejar de ser estereotipados, dicen que en esa religión es libre pues aceptan a personas de la diversidad sexual, pero también el empoderamiento de las mujeres al permitirles ser sacerdotisas pues consideran que todos son hijos de Dios.

- Publicidad -