Refuerza Secretaría de Educación acciones para un regreso a clases seguro en Colonia Lucio Blanco

Ana Lilia Ramírez

ROSARITO.- La Secretaría de Educación, en estrecha colaboración con Protección Civil del Estado y diversas dependencias estatales y municipales, continúa generando las acciones necesarias para garantizar el regreso a clases seguro de las y los alumnos, así como comunidad educativa en general de la colonia Lucio Blanco.

La delegada de la SE en el municipio, Jessica Jesús Zavala Sámano, en presencia de los padres de familia de la primaria Ejido Mazatlán precisó que la prioridad para la gobernadora del Estado, Marina del Pilar Avila Olmeda, y para el secretario de Educación, Gerardo Arturo Solís Benavides, es salvaguardar la integridad física de la comunidad educativa en todo momento.

En este sentido, y como resultado de los trabajos de revisión de la mesa técnica, se presentó un informe, en el que cada una de las dependencias involucradas en la mesa técnica de trabajo de la zona escolar precisaron las revisiones, monitoreo y acciones para descartar alguna situación de riesgo para un regreso a clases a partir de este martes 2 de mayo.

- Publicidad -

La autoridad educativa expresó que por parte de Protección Civil se instalaron aparatos de monitoreo en el preescolar Lucio Blanco, dos aparatos en la primaria Ejido Mazatlán y uno en el centro de Atención Múltiple (CAM), donde además se instaló una unidad móvil de monitoreo que estará trabajando durante estas semanas haciendo registro sobre la calidad del aire, humedad, vapores orgánicos, entre otros.

Otro de los compromisos es ofrecer, por medio de una calendarización, capacitaciones a docentes de dichas escuelas para afinar los procedimientos de Protección Civil y que sean aplicados de manera correcta y oportuna cuando se requiera.

Por otra parte, dijo se continuarán realizando trabajos preventivos de vigilancia constante para dar certeza de un regreso seguro, como parte de los compromisos adquiridos. Asimismo, se continuará con las jornadas de limpieza de los planteles para mantenerlos libres de maleza.