Asesinatos de choferes y asaltos, un peligro cotidiano en el transporte público

- Publicidad -

Por: Ana Lilia Ramírez / La Jornada BC

Tijuana, 13 de abril.- En Tijuana utilizar el transporte público es peligroso, subir a una Calafia pueden ocurrir asaltos o hasta asesinato, así lo señaló la señora Ana María Hernández Vital, residente de la colonia Sánchez Taboada, donde han asesinado a tres trabajadores de una ruta de calafias en los últimos cinco días.

“Dicen qué hay vigilancia, pero no la vemos porque estamos expuestos los que usamos las calafias, nos da miedo porque han sido tres personas fallecidas dos calafieros y un checador”, comentó.

Ana María Hernández Vital utiliza diariamente las calafias crema y rojo, fue víctima de robó dentro de las unidades en dos ocasiones pues está forzada a tomar una de las rutas más peligrosas, la ruta Reforma-Zapata.

“Te subes con el temor, porque yo he sufrido asaltos en las calafias, porque siempre ha habido asaltos aquí (en el transporte), pero ya ahorita están los asesinatos, nos preocupa”.

Los transportistas trabajan con miedo

No solo los ciudadanía se sientes inseguros, también trabajadores del transporte colectivo tras el asesinato de tres personas: dos choferes y un “checador” de la ruta Reforma-Zapata.

Desde hace 10 años Joaquín Gustavo Cira Cazares es “checador” o supervisor de la ruta de transportistas, hoy tiene miedo de trabajar en el lugar.

“Tengo más de 10 años gritándoles a las calafias y ahora se siente con miedo trabajar, pero el que nada debe nada teme (…) sí le da miedo a uno desgraciadamente, salir de su casa y a lo mejor no regresa uno, pero no debo nada”, comentó.

Los choferes de unidades del transporte público señalan que la situación es incómoda, pues no saben si serán víctimas de la violencia.

“Es difícil trabajar porque ya no se sabe a quién le va a llegar un asalto o con una pistola, los choferes no hablan porque tienen miedo, solo con ver el número de Calafia saben quién es y le pueden llegar con una pistola”.

Las investigaciones de la FGE

El Fiscal General de Baja California, Iván Carpio Sánchez, señaló que el homicidio en contra de un chofer de una Calafia en la colonia Sánchez Taboada registrado el pasado domingo, pudo tratarse por problemas de narcomenudeo y mencionó que pudiera estar relacionado con el asesinato de un checador de esa misma ruta transportista, ocurrido un día antes.

Informó que en el caso del chofer asesinado el pasado sábado tiene investigaciones abiertas en la dependencia. “Hay registros de investigación con respecto a temas vinculantes (de antecedentes penales), es posible”.

El sábado 9 de abril, un hombre “checador” de transporte público de la ruta Zapata-Reforma fue asesinado por impactos de bala, mientras revisaba la llegada de calafias Rojo con Crema, en colonia Sánchez Taboada Produtsa.

Este domingo 10 de abril, el chofer de Calafia de esa misma ruta fue asesinado a la vista de los pasajeros alrededor de las 16:00 horas. La tarde del martes 12 de abril, un chofer de Calafia fue asesinado en la misma ruta transportistas Reforma-Zapata. 

- Publicidad -