Trabajar y ser madre no es fácil: Ávila; pide dar a empleadas tiempo con sus hijos

- Publicidad -

Por: Ana Lilia Ramírez / La Jornada

Tijuana, 20 de abril.- Al compartir que es difícil ser madre trabajadora, la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda manifestó que durante su gestión promoverá que las empresas admitan que sus empleadas puedan convivir con sus hijos en horas de trabajo.

“No es fácil ser una madre trabajadora y además intentar criar a un hijo; tenemos que intentar como gobierno, como ciudadanía, como sociedad encontrar el balance (…) Esperemos que durante estos seis años que sea gobernadora logremos concientizar y sensibilizar a la iniciativa privada para que pueda o podamos encontrar juntos la mejor manera de que las mujeres trabajadoras pasen más tiempo con sus hijos”, expuso.

La maternidad de la mandataria ha tomado relevancia pública; a través de redes sociales frecuentemente comparte imágenes de su hijo Diego José -de 3 meses de nacido- y su hija Marina -de 7 años- acompañándola en eventos públicos o su lugar de trabajo.

“Está dentro de nuestros planes el poder concientizar a empresas para que las madres, aquellas que acaban de ser madres, puedan tener más oportunidad para compartir con sus hijos”, enfatizó.

La gobernadora tiene personal que atiende a su bebé mientras ella trabaja, una realidad muy diferente a la que enfrentan las madres que laboran fuera de sus casas, pues no tienen siquiera a una persona para dejar al cuidado de sus hijos, aun así es la primera vez que desde un gobierno se habla de maternidad.

“Cómo lo he dicho en mi gobierno, aquella madre que no tenga dónde dejar a sus hijos por supuesto que los puede llevar, por supuesto que hay espacios y horas, que puedan tomarse ese momento para alimentar”, dijo Marina del Pilar Ávila.

La realidad para las madres asalariadas

Marili Aguilar es madre de Jesús Luciano, de 4 años; señala que no todos pueden llevar a sus hijos al trabajo como la gobernadora, pues no se los permiten y es ilegal.

“Afortunadamente a mí a veces me ayuda mi mamá, pero veo que sí hay muchas muchachas que a veces tienen que dejarlos hasta solos en su casa o dejarlos encargados con el vecino y no sabes si está bien o está mal los niños, es difícil para la mayoría”, asentó.

Tania, madre de un niño de 7 años, muestra otra realidad que viven las madres trabajadoras, solo que ella no ha podido obtener empleo porque no tiene ha podido encontrar trabajo porque no tiene dónde dejar a su hijo.

“Incluso hay trabajos que te dicen que no tengan hijos y es mucho muy difícil encontrar un trabajo porque no puedo o no tengo dónde dejar a mi niño”

Doris Domínguez sí ha podido llevar a sus hijos a la barbería donde trabaja pero dice que en ocasiones esto le genera problemas y considera que debería haber guarderías públicas.

Padre ausente y sin prestaciones sociales

“Para los clientes sí es algo incómodo porque ya es una guardería y no una barbería. Me los llevo por ejemplo en la mañana cuando no hay gente, ya en la tarde los dejo en la casa (…) La verdad ocupamos una guardería para llevar a los niños; yo no tengo IMSS y trato de meter a mis hijos en escuelas que son del gobierno para mamás trabajadoras de turno completo”.

Ema Juárez Escalante señala que en Chiapas tenía que dejar a sus hijos encargados con amigas, pues fue madre trabajadora y no tenía apoyo del padre.

“Tenía que dejarlos recomendados, tenía una amiga que me los cuidaba porque fui madre soltera y batallaba para sacarlos adelante, dos los dejé con mi mamá en Chiapas y uno me lo traje para acá, pero sí batallaba”, expuso.

- Publicidad -