Revictimizan a familiares de desaparecidos, los juzgan de delincuentes

- Publicidad -

Tijuana, 4 de julio.- Los familiares de personas que están en calidad de desaparecidas, no solo enfrentan el dolor de no saber de su ser querido, también son juzgados como delincuentes por la sociedad y las autoridades, así lo señaló Karen García, quien busca a su hermana Elizabeth Puga desde el 5 de julio de hace dos años.

“Ha sido muy triste y difícil (…) las autoridades te dejan solo y muchas veces o te juzgan, juzgan al desaparecido también, (…) pero cuando estás de este lado que es el familiar del desaparecido, es un dolor inmenso pensando todos los días si está vivo, si no está vivo, ¿si está pasando frío?, ¿dónde duerme?”, dijo Karen García.

Karen García fue una de las decenas de personas que protestaron en la glorieta Cuauhtémoc con el colectivo Todos Somos Erick Carrillo, movimiento que se realiza desde el 2020 por el cumpleaños de joven desaparecido Erick Carrillo, este 4 de julio cumplió 23 años, señaló su padre, Eddy Carrillo, que solo espera que el joven, dónde esté, sepa que su familia no descansa para encontrarlo con vida.

“Él ahorita estuviera cumpliendo 23 años en vida, él desapareció a los 19 años, faltaba un mes para que cumpliera los 20 años, vino de Estados Unidos a Tijuana a visitar a su mamá por el motivo del 10 de mayo, fueron a la discoteca 19-karma que ya no existe, desaparece en la Zona Este de la ciudad. A partir de ese momento nosotros empezamos una búsqueda intensa para encontrar con vida a Erick Carrillo en Tijuana y en todo el país, y ahorita sigue en calidad de desaparecido”, dijo Eddy Carrillo.

La Fundación Erick Carrillo informó que el próximo mes realizará una búsqueda en un predio con la Comisión Nacional de Derechos Humanos, aunque lamentan, esperan localizar sin vida varios cuerpos.

En Baja California existen 17 colectivos de búsqueda de personas desaparecidas, todos ellos integrados por personas que buscan a un familiar desaparecido y que han enfrentado la revictimización de ser juzgados como delincuentes de la sociedad y las autoridades.

- Publicidad -